Chávez inicia el tercer ciclo de quimioterapia en Venezuela

28.08.2011 18:18

 

 

Ingresó la noche del sábado al Hospital Militar de Caracas, acompañado del ministro de Asuntos Exteriores, Nicolás Maduro; el vicepresidente, Elías Jaua, y la ministra de Salud, Eugenia Sader.

"Estoy seguro que saldré más fortalecido, son varias sesiones, saldré mejor de lo que estoy entrando, saldré bailando tambores", dijo el mandatario.

Hugo Chávez (Captura VTV)

 

El presidente venezolano, Hugo Chávez, inició este domingo un tercer ciclo de quimioterapia contra el cáncer, proceso que enfrenta por primera vez en su país, dos meses después de que se le declaró la enfermedad en Cuba. 
 
Chávez, que vestía ropa deportiva, ingresó la noche del sábado al Hospital Militar de Caracas, acompañado del ministro de Asuntos Exteriores, Nicolás Maduro; el vicepresidente, Elías Jaua, y la ministra de Salud, Eugenia Sader. 
 
"Estoy seguro que saldré más fortalecido, son varias sesiones, saldré mejor de lo que estoy entrando, saldré bailando tambores", dijo el presidente, que se mostró de buen humor y bromeó con enfermeras y médicos del centro de salud. 
 
Chávez, que fue operado en junio en Cuba de un tumor maligno, ya viajó dos veces a La Habana, en julio y agosto, para someterse a ciclos de quimioterapia. 
 
Más temprano, durante una cadena de radio y televisión, el presidente explicó que su equipo médico decidió que "las condiciones estaban dadas" para cumplir un nuevo ciclo del tratamiento en 
 
Venezuela, que se extenderá desde este domingo hasta al menos el jueves de la próxima semana. 
 
"Es necesario para garantizar que el cáncer que tuve no vuelva a mi cuerpo", acotó Chávez, quien ha reiterado que se trata de "una quimioterapia preventiva" porque la enfermedad no ha hecho metástasis. 
 
"Desapareceré en rostro y cuerpo de la vista pública por unos días, pero estaré con mi Twitter", añadió. 
 
En la tarde del sábado, decenas de personas bailaron y cantaron por la salud de Chávez en el palacio presidencial de Miraflores, el mismo lugar donde una semana antes sacerdotes católicos y pastores evangélicos realizaron un oficio ecuménico para orar por él. 
 
El presidente, que ha debido modificar sus hábitos de alimentación y de sueño por la enfermedad, se mostró optimista. "Nunca me he sentido tan rebosante de ganas (...) Nunca me he sentido más optimista que ahora", afirmó. 
 
Desde que se le detectó la enfermedad hace dos meses, solo él está autorizado a dar detalles sobre su enfermedad a los venezolanos, que desconocen aún el tipo de cáncer que tiene y de dónde exactamente fue extirpado el tumor maligno el 20 de junio en Cuba. 
 
Tras recibir dos ciclos de quimioterapia en julio y agosto, también en Cuba, con cuyo gobierno ha construido estrechas relaciones comerciales y políticas, Chávez estaba preparado para una tercera sesión y ha dicho que evalúa si es necesario un eventual tratamiento de radioterapia más adelante. 
 
"La tercera debe ser más suave, aunque las dos primeras no fueron ni duras", afirmó.